¿Por qué debería cambiar mi alimentación? 

Cambiar tus hábitos alimenticios tendrá un impacto en el funcionamiento de cada órgano de tu cuerpo, mejorando tu calidad de vida y brindándote más y mejor tiempo para disfrutar con tus seres más queridos.

Come mejor, siéntete mejor.

Anuncios

Quizás  “tener una vida más saludable” no es una razón suficientemente poderosa para que decidas cambiar tu alimentación, por lo que revisaremos algunos beneficios que tendrá  tu organismo si optas por una  alimentación más saludable:

SISTEMA CARDIOVASCULAR: Un exceso de peso provoca debilidad del corazón como bomba y conduce a la insuficiencia cardíaca congestiva.  Además de los ácidos grasos, el tejido adiposo libera adipoquinas que pueden contribuir a esta cascada.  El exceso de peso  favorece la formación de coágulos en los vasos sanguíneos (trombosis) y un grado de inflamación crónica que acelera la aterosclerosis, es decir, el depósito de placas de ateromas en los vasos, lo que dificulta el flujo de sangre a los tejidos.

SISTEMA RESPIRATORIO: La acumulación de grasa dificulta  la ventilación, tanto en adultos como en niños.  Un exceso de peso modifica las propiedades mecánicas del sistema respiratorio. La reducida expansión pulmonar compromete las fuerzas que mantienen las vías aéreas abiertas y puede incrementar la respuesta contráctil del músculo liso.

En el sobrepeso y  Obesidad es más frecuente que se produzcan episodios de apnea  del sueño es decir la interrupción del flujo normal de aire a través de las vías respiratorias, mientras duermes. El 75 % de las personas que la padecen tienen también, problemas de obesidad o sobrepeso.

CÁNCER Los principales tipos de cánceres relacionados con Un exceso de peso son: cáncer de mama, útero, cérvix, próstata, riñón, colon, esófago, estómago, páncreas e hígado.

ENFERMEDADES DEL HÍGADO: Las principales afectaciones del hígado relacionadas con Un exceso de peso son la esteatosis hepática no alcohólica  mejor conocida como  hígado graso, la esteatohepatitis y la cirrosis hepática.

La grasa anormal acumulada en exceso libera una gran cantidad de ácidos grasos a la sangre.

El incremento de la grasa hepática favorece la inflamación y fibrosis del órgano, con la aparición de cirrosis. La cirrosis hepática es una enfermedad crónica donde se altera la estructura del hígado, se desarrolla una insuficiencia hepática con graves complicaciones como las hemorragias digestivas, la ascitis (líquido en la cavidad abdominal) y edemas (líquido entre las células), que disminuye la calidad y expectativa de vida.

Cambiar tus hábitos alimenticios tendrá  un impacto en el funcionamiento de cada órgano de tu cuerpo, mejorando tu calidad de vida y brindándote más y mejor tiempo para disfrutar con tus seres más queridos.

Come mejor, siéntete mejor.

“Cualquier cosa que valga la pena tener merece que se trabaje por ella”.

-Dale Carnegie

Autor: Nutrióloga Carolina Vázquez

Soy Licenciada en Nutrición preocupada por hacer llegar a la población información veraz, actualizada y sencilla de comprender sobre la Nutrición. Mi objetivo de que las personas conozcan un poco más acerca de lo que hacemos como Nutriólogos y cómo lograr cambios en sus vidas de manera saludable. La Nutrición es una de mis mayores pasiones y deseo compartirla con todo aquel que quiera leerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s